Brenda lleva a República Dominicana a la élite del voleibol

LAUSANA, Suiza, 20 de diciembre de 2020 - Lo primero que viene a la mente cuando se habla de la selección nacional femenina de República Dominicana es la increíble potencia de fuego que siempre han tenido las caribeñas, con algunas de las atacantes más físicas y poderosas del voleibol internacional a través de los años.

domingo 20 de diciembre del 2020

Durante décadas, la defensa no fue la clave para el sistema de juego del equipo, pero eso comenzó a cambiar hace poco más de una década cuando Brenda Castillo sumó su talento defensivo a las 'Reinas del Caribe'.

Castillo se unió al equipo en 2007, cuando solo tenía 15 años, y su papel de liderar la cancha trasera del equipo y dar a las dominicanas una fuerza adicional en los eventos internacionales le ha valido un lugar en el corazón de sus fanáticos locales junto a las máquinas anotadoras Milagros Cabral y Bethania De La Cruz.

"Ella es espectacular", dijo De La Cruz a Volleyball World. “Su presencia mejoró enormemente el sistema defensivo de nuestro equipo. Es una defensora dotada por naturaleza y, para nosotros, verla zambullir es inspirador y también nos hace mejorar. Yo ya estaba con el equipo cuando llegó y siempre ha sido el tipo de jugadora que está dispuesta a hacer más de lo esperado y hacer un esfuerzo adicional. Tiene mucha confianza y es positiva y eso nos facilita la vida en la cancha".

Dadas las docenas de premios individuales que Castillo ha ganado a lo largo de su carrera, es seguro decir que De La Cruz no es la única que piensa muy bien de la líbero. Un gran ejemplo proviene del Campeonato Mundial Sub-20 de Voleibol FIVB 2009. A los 17 años, Castillo llevó a República Dominicana hasta la plata y se llevó a casa los premios MVP, mejor libero, mejor defensora y mejor receptora.

Solo un año después, Castillo, de 1,67 m de altura, no estaba muy lejos de replicar ese mismo nivel de desempeño en el nivel superior. Jugando para su club local, el Mirador, fue votada como la mejor libero del Campeonato Mundial de Clubes Femeninos de Voleibol FIVB 2010. Sin embargo, lo mejor estaba por llegar.

Castillo se dirigió a sus primeros Juegos Olímpicos, los Juegos de Londres 2012, como una de las jugadoras clave del equipo dominicano. Y la estrella de 20 años se desempeñó exactamente como se esperaba, terminando el torneo como la mejor líbero y también la defensora más efectiva, con un promedio de 6.1 por set.

"Ganar ese premio a una edad tan temprana y mientras compite con atletas tan grandiosas, es fabuloso", dijo en una entrevista después del torneo. “Los Juegos Olímpicos eran mi objetivo y para lo que trabajaba. Ciertamente podríamos haberlo hecho mejor como equipo, pero recibir el premio a la mejor líbero es algo que nunca olvidaré, es histórico".

A pesar de que las dominicanas no se clasificaron para los Juegos de Río 2016, Castillo continuó con su gran racha de forma con el equipo en los años previos al evento. Fue la mejor libero del Campeonato Mundial de Voleibol Sub-23 FIVB 2013 y de la Copa del Mundo Femenina de Voleibol FIVB 2015, cuando también se llevó a casa el premio a la mejor defensora. A nivel de clubes, fue votada como la mejor en su puesto durante la Liga de Campeones de Europa 2013-2014 para el Rabita Baku de Azerbaiyán.

Los cuatro años entre los Juegos Olímpicos de Río y Tokio, sin embargo, han sido un poco diferentes para Castillo. Jugó en Brasil y República Dominicana entre 2016 y 2018, pero se tomó un descanso después de esa temporada para dar a luz a su primera hija, Breanna, en febrero de 2019.

Regresó a la cancha a tiempo para ayudar a República Dominicana en el torneo de clasificación de voleibol de Tokio en agosto, pero vio a su equipo terminar segundo detrás del anfitrión Brasil. La semana siguiente, las caribeñas ganaron el oro en los Juegos Panamericanos de 2019.

Un mes después, se vio involucrada en un grave accidente automovilístico y terminó rompiéndose el brazo izquierdo. Se sometió a una cirugía, pero se apresuró a regresar a tiempo para estar con el equipo en su último intento de clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio, en un torneo de clasificación en Santo Domingo. Castillo volvió a su estado habitual, reclamando los premios a la mejor líbero, mejor defensora y mejor receptora en su camino para llevar a su país a otra edición de los Juegos.

"He tenido algunas jugadoras como pilares del equipo desde que asumí el mando hace 13 años, y Castillo es una de ellas", dijo el entrenador en jefe de la selección nacional, Marcos Kwiek. “Es una de las mejores del mundo en su posición, es extremadamente talentosa y nos brinda la estabilidad que tanto necesitamos en la recepción y la defensa. Tenemos jugadoras muy físicas, agresivas que necesitan una buena recepción para poder jugar lo mejor posible y Castillo nos ayuda inmensamente con eso. Ella es una jugadora clave para nosotros y también es una de las líderes de la plantilla por su pasión y determinación. Ella es importante no solo técnica y tácticamente para nosotros, sino también emocionalmente".

En unos meses, en Tokio, es probable que vuelva a ser una jugadora clave para República Dominicana y demostrará que sí, pueden pegarle fuerte a la pelota, pero también pueden defender bastante bien.

 

Posted by: Norceca.info
Source: Norceca.net





Noticias recientes